McAsturias

McAsturias club de motos
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Odisea Bakú-Gijón 1ª parte

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Manolo

avatar

Cantidad de envíos : 61
Edad : 49
Localización : Gijón
Fecha de inscripción : 20/02/2009

MensajeTema: Odisea Bakú-Gijón 1ª parte   Miér Ago 26, 2009 3:06 pm

ODISEA BAKÚ – GIJÓN
JULIO – AGOSTO 2004
En el verano del 2004 hicimos nuestro viaje de regreso a España desde Bakú (Azerbaiyán) a lomos de nuestra Triumph Tiger 955i. Era un proyecto que llevábamos años considerando y que, el hecho de que enviar la moto en un transporte fuese prohibitivo, nos dio el último empujón que necesitábamos para lanzarnos a la aventura. Debido a que en Bakú la calidad de la gasolina es nefasta, las carreteras terribles y el servicio técnico inexistente, sólo habíamos estado haciendo los mantenimientos mínimos a la moto desde que la habíamos importado. Fue por esto por lo que nuestra Tiger empezó a tener problemas de arranque y a ¨pedorrear¨ un montón durante su último año por tierras azeris (de Azerbayán). Cuando importamos la moto el punto de atención técnica más cercano estaba en Turquía… pero tras el cierre de éste, el taller Triumph más cercano estaba en Grecia. Así pues este viaje fue de supervivencia y resistencia hasta Atenas… después fue cuando ya se tornó completamente turístico. ¡Esperamos que disfrutéis la aventura!
Salimos de Bakú el lunes 28 de junio a las 9 de la mañana tras una noche de sueños continuos de que la moto se iba a caer con el peso de las maletas. Salimos de Bakú por la “autopista” del sur y nos paró la policía por ir a 102 Km. por hora. Era la única vez que nos paraban con razón, ya que la mayoría de las veces era para ver la moto, aunque con un poco de labia nos dejaron marchar sin multarnos. Llegamos a Astara (a 340 Km.) a primera hora de la tarde y paramos en el primer hotel que encontramos en la carretera… pero nos pareció caro ($20 por persona); así que decidimos seguir camino y buscar en el centro de Astara. Tras ir y venir varias veces calle arriba y calle abajo siguiendo indicaciones de los lugareños, ¡encontramos el hotel! Son las primeras fotos que podéis ver. Pagamos 12.000 Manats por persona y 3.000 por la moto (unos $6 en total). El lugar era una barbería-hotel sin cartel ni nada… y a lo largo de la tarde vimos cómo los vecinos iban a ver la moto y, cuando nos veían, disimulaban y salían por la puerta de atrás como si estuviesen sólo de paso.

Después vino el timo… el encargado del hotel, nos propuso que su amigo taxista nos llevase a comer, esperase por nosotros y luego nos volviese a traer de vuelta al hotel por 10.000 Manats ($2).

Esto es un precio considerable incluso para Bakú. Pagas eso por un viaje en taxi, de un extremo a otro de la ciudad. Accedimos, pensando que este lugar estaría en las afueras de la ciudad… la realidad fue otra… montamos en el taxi y salimos calle adelante. Giramos al final de la calle y salimos directamente a la playa… ¡que estaba a unos 200 metros! Es donde estaba el chiringuito que veis en las fotos.

¡Estaba allí mismo! El problema es que una vez que acuerdas un precio, no puedes volverte atrás, es como dar tu palabra. En fin, la comida fue muy agradable. Típico menú azeri: Pan, queso tipo Burgos, “hierbas” (mejorana, perejil…), pepino, tomate, “lulya kebab”, que es un pincho moruno de carne de oveja picada, con aderezo de cebolla cruda y fruta del tiempo. Todo por 30.000 Manats ($6). A los gastos de este día hay que añadir unos 40.000 Manats de gasolina ($ ¿Vais echando cuentas?
El resto del día fue de relax, compramos agua y dejamos encargada otra botella para que nos la metiesen en la nevera, paseo para localizar dónde estaba la frontera para los vehículos (ver foto)… espero que podáis apreciar los socavones…y ducha… por cierto… ¡Toda una experiencia! Comprenderéis lo que quiero decir cuando echéis un vistazo detenido a las fotos.

A las 8:45 del día siguiente, sin desayunar y con la moto “pedorreta a tope”, cruzamos la frontera de Azerbayán sin incidentes y, ya con María castamente cubierta, llegamos a la parte iraní. La confusión y el trapicheo de dinero bajo manga eran pasmosos. Por fin, a las 11:30, entramos en Irán previo pago de $60. Lo primero que hicimos fue parar en un banco para cambiar $50 en moneda local ($1 = 8.600 Reales iranís) y salimos disparados para cubrir el mayor número posible de kilómetros en ese día.
Como María aún no tenía muy controlado eso de hacer fotos en marcha… y estábamos todavía calibrando el nivel de peligrosidad del país y las posibilidades en caso de avería, no tenemos fotos de esta jornada. El paisaje fue además del todo inesperado. Era como estar en Asturias pasando un puerto de montaña... ¡Incluso nos llovió! Cargamos aproximadamente medio depósito de gasolina y no dábamos crédito a nuestros ojos cuando vimos el precio del litro: ¡¡800 RI!! Así que pagamos unos 80 céntimos de $. Después el paisaje se transformó y parecía que estábamos rodando por La Robla, en la zona limítrofe de Asturias y León.

Comimos kebab estilo iraní (con pan plano sin levadura, enorme, y yogur) con Coca-cola por unos 30.000 RI ($3), y continuamos viaje hacia la frontera. En este punto ya habíamos decidido hacer noche en Irán, ya que no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar en la zona kurda de Turquía. Además, en la embajada turca de Bakú nos habían recomendado no viajar por ahí de noche.
El paisaje se tornó en estepa y cuando, a media tarde paramos a estirar las piernas y echar gasolina, empezó a llover de nuevo. El señor del bar-restaurante nos ofrecía su cama (sin pagar) para pasar la noche… pero optamos por seguir hasta Makú, a 22 Km. de la frontera, porque una vez en Turquía queríamos salir cuanto antes de la zona kurda de este país.

Nos llovió y pasamos bastante frío… hubo momentos en los que María llegó a pensar que estaba granizando… por fin la lluvia cedió a última hora de la tarde y a las 9:00 llegamos a Makú. Buscamos un hotel y por pasar la noche y meter la moto literalmente “hasta el comedor” pagamos 50.000 RI ($5) Podéis ver la habitación en las fotos. La puerta de la habitación no cerraba por dentro… pero no era sólo la nuestra… Nos cambiamos y bajamos a comer un kebab en un chiringuito que había cerca para luego volver al hotel y ducharnos.

La ducha y el servicio de este hotel eran también apoteósicos… un poco mejor que los del hotel del día anterior, pero de los que no se puede tocar nada ni arrimarse a ningún sitio, no vaya a ser que se te desprenda la parte del cuerpo en cuestión. Por la mañana, cuando le preguntamos al encargado por el desayuno, nos dijo que en el hotel no servían comidas y como debimos de darles pena… ya que el encargado y sus compadres estaban tomando té, pan y queso, nos dijeron que podíamos comprar pan a la vuelta de la esquina. Me di cuenta de que me miraban mucho… cosa normal, ya que llevamos puesta ropa de moto, y yo llevaba muy recatadamente tapada la cabeza… pero es de esto que un sexto sentido te dice que las miradas son más que de mera curiosidad… Inmediatamente se me encendió la bombilla y me puse un pañuelo alrededor de la cintura. Fue como mano de santo. Desde ese momento, no nos prestaron mayor atención. Ya con el pan debajo del brazo, llegamos al hotel y nos dieron té y queso y no nos lo quería cobrar. Podéis ver una foto de Manolo a la salida del hotel cuando nos pusimos en camino de nuevo hacia las 9:30.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Manolo

avatar

Cantidad de envíos : 61
Edad : 49
Localización : Gijón
Fecha de inscripción : 20/02/2009

MensajeTema: Re: Odisea Bakú-Gijón 1ª parte   Miér Ago 26, 2009 3:09 pm

Sigo aquí porque por lo visto es un mensaje largo y no coge todo de una vez. NPI

La frontera con Turquía estaba a 15 Km. según las señales. Ya en la distancia se divisaba el Monte Ararat (5.137 mts.), donde Noé fue a encallar con el arca… aún en el mes de junio tenía la cumbre cubierta de nieve. La foto está tomada desde el paso fronterizo. Cuando te vas aproximando a la frontera, se te tiran en masa para cambiarte el dinero. Siempre pierdes algo en el cambio, pero merece la pena para quitarte del medio el cambio que te queda de ese país. ¡Ah! y… sólo nos llevó hasta las 12 del mediodía y $50 pasar a la zona turca de la frontera. Desde luego… hay culturas que son especialistas en hacer las cosas despacio y echar tiempo… Cuando ya teníamos los papeles listos para pasar al lado turco…. Y cuando ya sientes que la paciencia está al límite… estás frente a la verja, al tío ya le dijeron que podíamos pasar… y ¡tarda exactamente 10 minutos en abrirla!

¡¡Hasta la 1:30 de la tarde no conseguimos salir de la frontera turca!! Eso y $15 de “bakshish”, propina, para el “agente”. El sistema es muy sencillo: hay un montón de chavaletes por allí y son ellos los que van de un lado a otro con los papeles y ¡claro! Luego esperan que les pagues.

En cuanto cruzas al este de Turquía, estás en plena estepa. No hay nada más que algún pueblo, muy ocasionalmente en la distancia, y el monte Ararat de telón de fondo. Es la zona kurda. Es muy parecido a algunas zonas de Azerbayán. Poco después el paisaje se torna montañoso. Es maravilloso sentir el aire limpio… y te inspira una sensación de liberación sentir que estás prácticamente solo… hay poquísimo tráfico…. Aunque muy probablemente esa zona está super vigilada hasta por satélite. Hay controles de carretera cada pocos kilómetros, pero observamos con alivio que tras comprobar el pasaporte y el visado, nos dejaban continuar el viaje sin pedirnos dinero.

Paramos a echar gasolina (TL16.000.000 – por 7 litros… unos $11,42). El cambio era 1.400.000 Liras Turcas por cada dólar. Comimos en el bar de la gasolinera por TL7.000.000 y continuamos camino. Llegamos a Erzurum (¡la civilización! En la foto) hacia las 4 de la tarde. Preguntamos por un hotel y nos dirigieron hasta uno en el que nos cobraron TL70.000.000 (unos $50), garaje, zapatillas y desayuno incluido.

Nos duchamos, lavamos ropa (ya empezábamos a oler a tigre) y montamos el tenderete en la habitación para luego salir a hacer unas fotos y cenar algo. Cambiamos dinero y llamamos a casa, la cena nos costó TL16.000.000 ($11,42) y una botella de agua TL900.000 ($0,64). Al día siguiente el desayuno fue muy agradable con buffet “a la turca”, normalmente pan, pepino, tomate, humus (pasta de garbanzos) aceitunas y queso, además de lo que se acostumbra. Salimos de Erzurum hacia las 9 de la mañana con 1.190 Km. en el cuentakilómetros.

Nos dirigimos a Şivas. Todo el viaje transcurrió entre montañas y cuando paramos a comer y repostar, pagamos por la gasolina TL16.000.000 y TL12.000.000 por la comida ($20 en total).
Ya en Şivas dormimos en el hotel Çakir… categoría “cutre”… y la moto pasó la noche en un local comercial vacío que había al lado del hotel… Hasta aquí 1.626Km. …
Hicimos colada religiosamente y salimos a cenar (las fotos que hay a continuación son de este sitio y la cena). Al volver a la habitación, Manolo se dedicó a terminar de secar los calcetines mientras yo hacía filigranas por enésima vez para hacer las maletas y que cupiese todo. Por la mañana desayunamos en un café cerca del hotel donde, a medio desayuno (5.000.000 TL), nos obsequiaron con un generoso fumigado de ambientador de melocotón (¡gratis!). ¡Ummmmm! ¡Qué rico! Y al marchar, cómo no, un buen chorro de colonia de limón en las manos (esto es costumbre en Turquía).

Comimos en una gasolinera de carretera (19.000.000TL.), pasamos Ankara y llegamos a Polatli, donde el encargado del hotel Frigia nos buscó aparcamiento para la moto y nos expresó su desconcierto y desaprobación por nuestra diferencia de edad… especialmente porque María es 4 años mayor. (Es que hay que entregar los pasaportes siempre en recepción… y son unos marujones ¡Claro!) Cenamos por 19.000.000 TL y el hotel y desayuno fueron 50.000.000TL.

Salimos de Polatli con 2.152Km y a partir de aquí ya empezó a hacer calorcito. Comimos a 200 Km. de Izmir (23.000.000 TL.) y llegamos a Çesme ese día por la tarde – sábado 3 de julio, el sexto día del viaje – con 2.734 Km. Lo primero fue localizar un hotel… que tuviese dónde guardar la moto… como veis, ¡la moto pasó la noche en la piscina!
Çesme es el típico pueblo de vacaciones con montones de hoteles pequeños con su piscina y todo… es lugar de mucho paso también, ya que es uno de los puntos de enlace hacia Grecia. El mayor problema que habíamos tenido a la hora de buscar transporte para la moto era la carencia de buenas conexiones entre Turquía y Grecia, porque como están engarrados con Chipre, no hay líneas de ferry directas,

sino que pasan todas por pequeñas islas griegas en vez de conectar directamente con Atenas. Pues bien, fuimos a sacar los billetes de Ferry tras instalarnos en el hotel. Primero tuvimos que ir a Chios (€35 por cada uno y por la moto, total €105) y de Chios a Piraeus (Atenas) fueron €21,50 por la moto y €60,40 cada uno por una cabina doble con baño.
El resto de la tarde-noche lo pasamos explorando por la zona turística. Cenamos en un chiringuito donde fuimos a dar con un alemán retirado enamorado de España que se empeñó en invitarnos a cerveza… y acabamos dándole un cursillo intensivo de ligar en español al hijo de los dueños del chiringo… un chavalete muy majo. En el hotel se portaron también… como el ferry no salía hasta las 5 de la tarde, nos dejaron la habitación hasta las 3 sin recargo (60.000.000 TL con desayuno, 10.000.000 más caras las de aire acondicionado), con lo que nos dio tiempo hasta de ira la playa por la mañana, empaparnos un poco del ambiente de la zona y comer (27.000.000TL).
Y aquí vino la desgracia del viaje… cuando estábamos detrás de una moto-caravana esperando a que abrieran la verja para pasar aduana, al lado del puesto de policía… un gilipollas da marcha atrás en una furgoneta sin matrícula y nos tira la moto que, por cierto, con todas las maletas y sobre el caballete central… y con nosotros gritándole al tío que parase… era difícil de no ver o percatarse de su presencia… Para resumir el desgraciado acontecimiento diremos que en una hora (que era lo que faltaba para que saliera el ferry) no conseguimos que el policía de turno escribiese un informe de lo sucedido para poder por lo menos tener constancia de lo que había pasado… al contrario, el tío no tenía seguro ni nada… y ¡¡fue a nosotros a los que nos tomaron datos y nos hicieron fotocopias del pasaporte y los documentos!! Increíble ¿no? Menos mal que la moto arrancaba y la maleta lateral no se cascó… ¡podemos dar fe de que son resistentes! Sólo se rompió un indicador de intermitente y el caballete lateral se torció...............................
Pues bueno, este es el fin de la 1ª parte si aún os ha quedado ganas, podéis pasar a la 2ª parte Wink (A ver si me da tiempo a ponerla).
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
vitor.in

avatar

Cantidad de envíos : 1548
Edad : 57
Localización : Gijón
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: Re: Odisea Bakú-Gijón 1ª parte   Jue Ago 27, 2009 8:36 am

Que pasada de viaje. cheers cheers cheers
voy a la 2ª parte con avidez

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pelusa

avatar

Cantidad de envíos : 814
Localización : Gijón
Fecha de inscripción : 19/02/2009

MensajeTema: Re: Odisea Bakú-Gijón 1ª parte   Vie Ago 28, 2009 6:21 pm

AVENTURA en estado puro.
¡Que pasada de viaje!

_________________
Saludos en V4
Jesús

"Yo si sé lo que es trabajar duro, de verdad, porque lo he visto."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Odisea Bakú-Gijón 1ª parte   

Volver arriba Ir abajo
 
Odisea Bakú-Gijón 1ª parte
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LA ODISEA DEL TORO.-
» Patagonia Adventure 2009 (Apariciones fantasmales, volcanes en erupcion y bidones con nafta - 4ta parte)
» Sisi en Gijón:"al Sporting le vale el empate, a nosotros no"
» Entrevista conjunta: Takehiko Inoue y Eiichiro Oda - Primera Parte
» [ CAPOTA ] El cubre-capota no se me cierra bien por la parte trasera.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
McAsturias :: McAsturias :: Salidas y Rutas-
Cambiar a: